This is alternative content.

Lincoyán 1001, esq. Salvador - Ñuñoa, Santiago de Chile
Teléfono: (562) 492 0856
Horario de Atención
Lun - Vie: 12 a 19 hrs. y Sáb: 10 a 13 hrs.

La Nuez (Nut)

La Nuez (Nut), también llamada cejillo, es la pieza que se encuentra al comienzo del diapasón, guía las cuerdas hacia las clavijas, les da la altura exacta (justo por sobre los trastes), les da la separación exacta (1-11/16”, 1-7/8” ó 1-3/4” según trapecio) y cumple la función de trasmisión tonal.

Pueden fabricarse de varios materiales, los más comunes son: Hueso, Marfil, Marfil artificial, Carbono, Plástico, Madera, Bronce, Aluminio, etc.

La nuez es el 1º eslabón de nuestra cadena de sonido, las vibraciones que generan las cuerdas la atraviesan y son transmitidas al diapasón quien se encarga de retransmitirlas al Neck, digamos que actúa como un filtro natural, algunas frecuencias logran pasar y otras no, por eso las nueces de metal aportan un tono tan agudo y “metalico” mientras que las de Ebano empastan y suavizan las notas.

La Nuez debe ser lo mas dura posible sin perder las frecuencias graves, el hueso es el material mas antiguo (junto con el Marfil) utilizado para esta pieza ya que posee características naturales inigualables para hacer este trabajo en particular, también hay que destacar que mantiene una lubricación constante y a la cuerda le toma años deteriorarla.

Las cuerdas deben caber y correr cómodamente por los Slots (ranuras en la Nuez que guían  las cuerdas), es muy común que se atasquen en ellos y el instrumento suba su entonación al estirar ó accionar el tremolo, por este motivo.

Una nuez bien asentada, calibrada y de hueso nos brinda más claridad y definición en las notas, un rango mas amplio de frecuencias puede atravesarla y eso enriquece nuestro sonido final.