This is alternative content.

Lincoyán 1001, esq. Salvador - Ñuñoa, Santiago de Chile
Teléfono: (562) 492 0856
Horario de Atención
Lun - Vie: 12 a 19 hrs. y Sáb: 10 a 13 hrs.

Mics que acoplan

Los micrófonos de las guitarras acoplan por la misma razón que los micrófonos de voz, por Realimentación (Feedback), esto sucede porque captan las vibraciones que provienen de los parlantes más fuerte que las que emite el propio instrumento, cerrando un ciclo de realimentación continua.

Este fenómeno se genera a alto volumen y normalmente acrecentado por pedales de distorsión o serie de pedales que aumenten la ganancia.

Las capsulas de mala calidad son altamente propensas a este problema ya que su mala construcción genera que se pongan ” micro fónicas”.

Las soluciones más comunes son:

Cambiar la amortiguación de los micrófonos, casi siempre es parte del problema, debe ser la adecuada para el tipo de guitarra y modelo de capsula.

También hay que chequear la presión de los resortes, si están muy flojos, el micrófono vibrará descontroladamente provocando ruidos de fondo molestos, tampoco es bueno que estén demasiado apretados, hay que tomar en cuenta que estar rígidamente aferrado al cuerpo de la guitarra seria “intragable” para el micrófono.

Cuando la capsula se encuentra montada a la madera, o sea sin mounting, debe tener algún elemento de amortiguación entre ella y la madera, de lo contrario recibiría demasiadas vibraciones y se tornará ingobernable.

Wax potting, proceso por el cual se sumergen las bobinas del micrófono en cera virgen con parafina a 75 º centígrados, esta mezcla penetra profundamente en el bobinado expulsando el aire y permitiendo elasticidad a la misma, quita la microfonia por bobina floja.

Rebobinar: se extrae la bobina antigua y se instala una nueva, con mejor calidad del hilo de cobre, más vueltas y mejor apretadas, se logra un incremento del rendimiento notable.

El estado del bobinado juega un papel muy importante en el asunto, las bobinas que están exageradamente sueltas se comportan como un “súper micrófono” haciendo que todo o parte del instrumento capte frecuencias como si fuera parte de él, es fácil de chequear, se golpea por todo el instrumento (suavemente) con una uñeta (con la misma que tocas) inclusive sobre los micrófonos, solo debe “sonar” cuando golpeas sobre los núcleos, si capta los golpecitos en cualquier otro lado están “Micro fónicas”.

Este deterioro de las capsulas se debe a que cada vez que se pulsa una nota todo el bobinado se contrae y expande, generando el impulso eléctrico que llegará hasta el amplificador, o sea la capsula genera la corriente, no la recibe del equipo, éste eterno expandir/contraer provoca que las 6000 vueltas (dependiendo del modelo) de finísimo cable forme micro espacios, e inclusive que los cables queden sueltos “colgando”.

También ocurre en capsulas nuevas ya que no todas salen bien de la fabrica.

Comúnmente las capsulas de mala calidad también tienen imanes de mala calidad, simplemente se reemplazan para volver a tener el mejor output que ese conjunto pueda dar.

Cambio de Chasis, núcleos y Carrete de bobina, es muy común que estas piezas no sean del material mas adecuado para la función que desempeñan sino que sean del mas económico, cambiándolos por partes de buena calidad se eleva la calidad de nuestro sonido considerablemente.

Los típicos micrófonos Fender antiguos tenían el carrete de bobina formado por 2 placas de Forbon unidas por los imanes de Alnico, esto les daba un sonido muy particular, sin embargo las de ahora traen el chasis de plástico inyectado lo cual generó quejas entre los usuarios alrededor de todo el mundo.

Es muy común que los micrófonos se atasquen e inclusive se peguen al pickguard, generalmente en las stratos que traen un tubito de goma en vez de un resorte, esto genera que capten de lleno las vibraciones que recibe el pickguard haciéndolas acoplar fácilmente.

Las guitarras Benedetto utilizan una capsula flotante atornillada al diapasón (para que no tenga contacto con la tapa armónica y no reciba de ella todas las vibraciones), las 335 utilizan micrófonos de media o baja ganancia para evitar el acople, además del cover metálico (cromado ò dorado) que apaña el campo magnético que generan los imanes dando mayor control y seguridad a altos volúmenes y un sonido mas “intimo”.

También circulan por dentro del cover corrientes residuales llamadas “Corrientes Eddy” que alteran el flujo de corriente “coloreando” y dando tonalidades.

Las Les Paul tienden a saturarse de graves en el micrófono del Neck si éste es muy poderoso o tiene demasiado output, da buenos resultados instalar micrófonos “limpios” o de baja ganancia en esta posición ya que es la mejor ubicación posible dentro del instrumento para una capsula, se encuentra literalmente sobre el encastre y es el lugar donde las cuerdas oscilan con mayor fuerza dentro del cuerpo.

La altura de las capsulas es muy importante también, si se encuentran muy cerca de las cuerdas pueden  generar oscilaciones, armónicos por simpatía en algunas notas, chasquidos al apoyarse sobre las cuerdas, notas fantasma, pero cuando se encuentran muy lejos de las cuerdas se pierde volumen y peso.

La altura Estándar varia según cada guitarra, tipo de cuerdas, tipo de micrófono, gusto personal, etc., pero como punto de referencia deberíamos poder pasar una moneda entre la cuerda y el punto mas alto del micrófono (que normalmente son los núcleos, imanes ò tornillos) mientras presionamos la cuerda en el ultimo traste, esto nos garantiza que la cuerda no los tocará y estará a una distancia eficiente de trabajo.